Encina y Alain
Nunca des todo por perdido, si pierdes o te queda pequeña una de vuestras alianzas.

Encina perdió su alianza y por mas que la buscó nunca apareció. Alain llevaba algún tiempo que le apretaba la suya y decidió quitársela cuando Encina le comentó la desgraciada pérdida. Estaban unidos por las alianzas y si uno no la llevaba el otro tampoco.
Nunca imaginaron que las alianzas que les unieron para siempre, volverían a sus manos.

Gracias Encina y Alain por confiar en nosotros y por hacernos partícipes, después de tantos años, de vuestra historia.

Nunca des todo por perdido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *